Inicio » Artes escénicas » El Vivero Musical de Lanzarote tendría 3.600 metros cuadrados dedicados a la música y las artes escénicas

El Vivero Musical de Lanzarote tendría 3.600 metros cuadrados dedicados a la música y las artes escénicas

Contará con un escenario modulable y un aforo para 1.491 personas

El Cabildo de Lanzarote presenta el proyecto definitivo de Tatú Arquitectos, el estudio de arquitectura que ganó el concurso internacional de ideas convocado por la Corporación insular

La ejecución del proyecto tiene un presupuesto de 1.534.000 euros y un plazo de ejecución de 10 meses

Ubicado en unos depósitos de agua de Maneje, cedidos por el Consorcio del Agua, su objetivo es dotar a Lanzarote de locales de ensayo para grupos musicales y de danza

Lanzarote, 19 de junio de 2019

Tres salas de ensayo para música de 25 m², una sala de grabación de 25 m², una sala de ensayo de 50 m² para danza y artes escénicas, un escenario flexible y modulable para desarrollar conciertos y obras de teatro, cafetería, camerinos, servicios, oficinas para administración y una capacidad total de 1.491 personas. Y todo ello distribuido en 3.600 m², de los cuales 1.000 m² serían interiores.

Estos son los datos del Vivero Musical de Lanzarote, la infraestructura impulsada por el Cabildo de Lanzarote cuyo objetivo es dotar a isla de Lanzarote de locales de ensayo para grupos musicales, danza y otras artes escénicas. El proyecto arquitectónico definitivo ha sido presentado hoy en el CIC El Almacén por el presidente en funciones del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, el consejero en funciones de Cultura, Óscar Pérez, y por los miembros del estudio de Tatú Arquitectura: Martín Olivera Garmendia, Leandro Sebastián Alegre Decaro, Horacio Zenen Godoy Bengoechea y Besay David García Rodríguez.

Tatú Arquitectura fue el estudio que ganó el concurso internacional de ideas convocado por el Cabildo de Lanzarote a través de la empresa especializada Rethinking Architecture Competition. Su proyecto llevaba por título Amplificador Arrecife, y se alzó con el primer premio de entre los 126 proyectos de 35 países que se presentaron a la convocatoria.

La redacción del proyecto ha costado 30.000 euros que han sido cofinanciados por el Cabildo de Lanzarote (20%) y el Gobierno de Canarias (80%), a través del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), incluido en el Programa “Vivero Musical”, de la Estrategia Lanzarote 2016-2025.

Un proyecto musical y de ocio, pero también de regeneración urbana”

Durante la presentación de la maqueta y el proyecto definitivo, el presidente en funciones del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, recordó que este proyecto se basa en una “idea original del músico Jacobo Cáceres, del grupo Ciempiés ni cabeza, que buscaba dotar a los grupos musicales de la isla de lugares en los que poder ensayar. Para ello el Consorcio cedió al Cabildo unos viejos depósitos de agua, y la idea de la corporación insular ha sido la de trazar un proyecto que no solo sirviera como lugar de encuentro para la música, la danza o el ocio, sino que cumpliera una función de regeneración urbana”, aclaró San Ginés.

Asimismo, el presidente en funciones del Cabildo de Lanzarote especificó que, “en caso de que el nuevo grupo de Gobierno que tenga el Cabildo de Lanzarote siga adelante con el proyecto, y esperamos que así sea, el presupuesto de ejecución de la obra de 1.534.000 euros, y el plazo de ejecución una vez comiencen las obras sería de 10 meses”, concluyó Pedro San Ginés.

Por su parte, Óscar Pérez, consejero de Cultura en funciones, recordó que desde hace año y medio, “y mientras se pone en marcha el Vivero Musical”, el Cabildo de Lanzarote ha puesto a disposición de los grupos musicales de la isla, dos locales de ensayo en playa Honda, “para tratar de dar salida a esos grupos que necesitan un local en el que ensayar”, afirmó Pérez. De la misma manera, Óscar Pérez expresó su confianza en que “el proyecto siga adelante con la nueva corporación que se conforme en el Cabildo, ya que se trata no solo de un proyecto interesante sino necesario”, sostuvo.

Por su parte, Martín Olivera Garmendia, en nombre de Tatú Arquitectura, expresó el agradecimiento del equipo de arquitectos al Cabildo de Lanzarote por este tipo de iniciativas. “Ha sido un proceso muy enriquecedor, y creemos que hemos dado soluciones a las exigencias que nos planteaba este reto. Es muy alentador que desde las administraciones públicas se impulsen este tipo de iniciativas. Creemos que es un proyecto muy interesante para Arrecife y Lanzarote”.

Encuesta pública para la elección del nombre

El área de Cultura del Cabildo de Lanzarote promueve además una encuesta pública para la elección del nombre definitivo del Vivero Musical de Lanzarote. A partir del 19 de junio, y hasta el 3 de agosto, se inicia un proceso de votación abierta a toda la ciudadanía mayor de 18 años para seleccionar el nombre de dicho espacio.

Se requiere presentar DNI, NIE, Pasaporte o Permiso de Conducir para poder votar, pudiéndose hacerse sólo una vez. Este proceso finalizará cuando clausure la exposición el 3 de agosto. Se podrá votar entre tres nombres: Vivero Musical, Amplificador y Factoría Sonora.